Bienvenidos a mi Universo

Llevaba demasiado tiempo postergando todas esas otras cosas que conforman el Universo paralelo a mi carrera como músico de rock.

Cosas importantes que forman parte de mi trabajo diario y que no todos los que me seguís en mis actuaciones musicales conocéis. Y viceversa. Mi cara más académica y relacionada con el Periodismo Alternativo, el humanismo, la ciencia y la filosofía trascendentalista.

Y ha sido en mi faceta más desconocida como antropólogo y periodista, que a lo largo del tiempo y con dedicación, me he adentrado en el mundo de las creencias.

Me desvinculé de mis ideas sociales preconcebidas y me acerqué por lógica curiosidad a las filosofías orientales. Fusionando todo ello con mi pasión por las ciencias y la física, el trascendentalismo de Thoreau, la psicología de Jung, la mística de San Francisco, la teología y la filosofía clásica. He acabado por navegar entre muchas aguas.

Desde bastante joven, devoraba los libros del grandísimo Wayne Dyer prácticamente con la misma pasión con la que me inundaba el espíritu con absolutamente toda la discografía de Springsteen. Día sí, día también. La mayor de las veces, ambas cosas al mismo tiempo.

Sin saberlo ellos, se puede decir que en cierta manera estos dos grandes personajes fueron mis maestros más destacados, y el reflejo humanista y honesto en el que he querido verme reflejado toda mi vida.

Mi faceta de antropólogo al igual que la de músico, me permitió -y aún lo hace- colaborar de diversas y variopintas maneras en diferentes medios de comunicación.  Como periodista, tuve la fortuna de entrevistar a un sinfín de historiadores, antropólogos, filósofos, escritores y pensadores que me aportaron puntos de vista muy amplios enriqueciendo mi modo de ver la vida. Y de hecho, así fue como nació mi libro “La melodía de la vida“.

Todas esas creencias y modo de ver el mundo han influido notablemente en las letras y melodías de mis canciones. Y cualquiera que se tome el tiempo de leer esas letras o -para hacerlo más fácil- mirar mis “Lyric videos” en mi canal artístico de YouTube, podrá comprobar rápidamente que esto es así desde mis inicios en la música hace más de dos décadas. Casi nada.

Los últimos tres o cuatro años han sido de muchos cambios para mí en muchos aspectos. Y todos y cada uno de ellos me han reafirmado en mis creencias y me han otorgado la prueba de vida que necesitaba para saber que, efectivamente, estaba finalmente en el camino correcto para mí.

Y como explico en la biografía de esta misma web, YO; la imperiosa necesidad de dar vida a todos estos otros mundos que -aunque relacionados por mi concepto cosmogónico personal- son en realidad mundos diferentes al del rock necesitaba un espacio propio desde el que dar rienda suelta a mis ideas.

Desde el que recopilar muchos de los artículos y publicaciones que llevo editando en prensa a lo largo de los años, y de los nuevos que han de surgir de las eternas discusiones y debates que tengo a menudo conmigo mismo.

Es un imperceptible abismo entre mundos, pero sin duda existe. Ya sea por mis orígenes irlandeses y mi clara pasión por la música americana que hace que mis proyectos musicales sean primordialmente en inglés. Mientras que por mis experiencias más cotidianas con el mundo trascendental, mis libros y artículos periodísticos tienen tendencia a ser en castellano o catalán. Mis otras lenguas también nativas. Es lo que tiene pertenecer por igual a culturas tan ricas y diferentes entre sí.

Así que aquí me tienes. Pensé que necesitaba un par de plataformas web para no liar demasiado los conceptos. Al igual que mis redes sociales también están perfiladas hacia un tipo u otro de contenido según se tercie. Aunque ambos proyectos sean, efectiva y finalmente, complementarios.

No se, yo creo que es un buen comienzo para una trayectoria de vida rebosante de letras, historias y canciones. Bienvenidos!

 

 

 



L