Bosón de Higgs. La partícula de Dios

“Intentar hacer accesible el famoso Bosón de Higgs a los que nos interesamos en ciencia a nivel de usuario no es una tarea precisamente fácil. Nos metemos en temas de física cuántica y nos deslizamos por mundos de formas pocos definidas dentro de la ya de por sí complicada física científica.”

¿Pero quién dijo miedo? Bosón de Higgs. La Partícula de Dios. Una nomenclatura un poco pretenciosa, sí. Pero muy efectiva mediáticamente para los propósitos de los investigadores. Así que trataré de explicarlo de manera que después de leer este artículo, tengamos por lo menos un poco claro de que hablan los medios de comunicación cuando mencionan el Bosón de Higgs. Algo bastante repetido en sus noticias acerca de los famosos aceleradores de partículas e investigaciones cuánticas del grupo científico de turno en éste o aquel laboratorio de investigación internacional.

Monumento en el Atomium de Bruselas“El famoso bosón, aunque a priori tenga nombre de protagonista de saga de Tolkien no es sino una partícula de masa elemental. Simplemente una de las dos de los tipos básicos que la ciencia considera que forman la naturaleza. La otra son los fermiones.
Su denominación fue acuñada por el matemático Paul Dirac.”

Estos bosones resultan clave para explicar el origen y la creación de la masa del resto de partículas elementales que forman la materia. Y sobretodo el modo en que que interactúan entre sí. Se hallan dentro de la llamada Ciencia de las partículas. A su vez dentro de la disciplina de la física. Y al parecer la verificación de este bosón en particular representaría un avance como nunca antes imaginado. Un hito para el desarrollo tecnológico, médico, científico y de combustibilidad.

Teniendo en cuenta que en el primerísimo instante en que se creó el universo tan sólo existían estas partículas y nada más,  digamos que los fermiones son aquello que podemos pesar y medir. Es decir lo que compone la materia a simple vista. Mientras que los bosones son los responsables de la interacción de las partículas. El chispazo que hace que esta materia sea tal.

El curioso bosón de Higgs finalmente sería algo así como el nexo que relaciona y dota de sentido a todas ellas. En el campo científico sería como hallar la piedra filosofal para los alquimistas. Un tipo de partícula que explicaría el peso cuántico y su diferencia con las cosas que tampoco pesan. Como por ejemplo los fotones y otras partículas microscópicas llamadas de fuerza débil.

Así, que una vez ratificada la verificación científica del famoso Bosón de Higgs, éste revolucionaría totalmente el concepto de la física y la tecnología.

Para provocación de algunos, este bosón fue rebautizado coloquialmente como La partícula de Dios. Término acuñado inicialmente por Leon Max Lederman, premio Nobel de física en el año 1988 y un poco culpable de la controversia del nombre.

A la luz de los últimos experimentos realizados en el gran colisionador de hadrones del CERN, podría decirse que esto ya lo tenemos aquí. El 4 de julio de 2012 se anunció la observación de una nueva partícula. Su comportamiento hace pensar que es la causante principal de que el resto de partículas interaccionen. Por lo cual es altamente probable de que se trate del esquivo bosón de Higgs. Pero aún parece que hay ciertas reticencias en algunos sectores fundamentales de la ciencia en cuanto a su verificación.

El Bosón de Higgs sería la clave de la existencia“Para estos sectores de peso académico y científico, los datos y estudios resultan aún insuficientes. Por lo que el famoso bosón, que resulta ser la única pieza que falta por descubrir para conocer la estructura de la materia, se resistía a quitarse la máscara. Cómo si realmente una especie de mente divina se negase a dejar que los humanos metamos las narices en sus asuntos y acabemos armando alguna clase de estropicio.”

No obstante, los investigadores llevan tiempo centrando sus esfuerzos en aumentar la capacidad y energía del acelerador de partículas o “colisionador de hadrones” de 27 kilómetros de circunferencia de Suiza.  Se dedican con empeño a demostrar la existencia de este bosón que marcará una nueva era en la generación de energía incombustible y limpia.

Algo que que acabaría, entre otras muchísimas cosas, con los problemas de abastecimiento de energía en el mundo. Y a la vista de los acontecimientos distópicos con los que nos asustan últimamente en los medios de comunicación, no sería precisamente una mala cosa. Siempre, claro está, que algún listillo no decida hacer de nuevo el negocio del siglo y se quede para él solito los beneficios de tal descubrimiento.

Peter Higgs, científico y físico“En definitiva. Esta partícula es llamada así por formar parte del campo de Higgs. En honor del físico Peter Higgs. Y es una especie de “epidermis cuántica” que uniría en cierta manera todo el universo.”

Y digo yo ¿Acaso Lao Tze no decía exactamente lo mismo hace dos mil años? Un campo de vacío que permanecería constante en el tiempo y al mismo tiempo en todos los lugares del universo. No cómo diferentes partículas, sino como una sola interactuando con todo lo que existe. De ahí lo de “partícula divina”.

No se tú, pero a mí me recuerda sospechosamente a la famosa energía Chi que se contempla en las filosofías orientales. La ciencia y el trascendentalismo se dan la mano tarde o temprano. Algo de lo que sabes ya que me gusta hablar a menudo en este rincón de Periodismo Alternativo, humanista y trascendentalista.

Sea como fuere, la ciencia se desvive por hallar y demostrar la existencia final de esta piedra filosofal cuántica a la espera de aportar una nueva luz y paradigma a la presencia del ser humano en la tierra. Una manera al fin y al cabo de comprender, quien, cómo y porqué estamos en este mundo.

 

 

 



Un artículo de Universoianlints.com registrado en Creative Commons. Se exige citar fuente para reproducir total o parcialmente. Está prohibido alterar el texto o utilizarlo comercialmente sin permiso del autor.
Licencia de Creative Commons
Bosón de Higgs. La Partícula de Dios by Universo Ian Lints is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.universoianlints.com/boson-de-higgs/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https:/www.universoianlints.com

2 thoughts on “Bosón de Higgs. La partícula de Dios”

  1. Si realment troben el Bosó de Higgs, creus realment que no en voldran treure un rendiment econòmic? Potser és millor que segueixi ocult, en vistes de com funciona aquest món, capitalista fins a la medul·la… Molt bon article, Ian! 😉

    1. Aixó es un fet. Sempre busquen rendiment económic, polític i del que calgui. La ciència però, no s’ha de deixar acoquinar per aixó. Sino, estem fotuts. Gràcies pel comment 🙏

Comments are closed.