Castillos de Escocia

Será por que la llamada de la genética irlandesa clama desde lo más profundo de mis células, o será por alguna clase de mística relación kármica con los países celtas, lo cierto es que los parajes nórdicos, lluviosos y grises causan en mí una atracción irresistible.

Y para un sufrido intolerante del clima mediterraneo como yo, una manera de librarse de una vez por todas de la dictadura del calor y no haber de someterme a la obligada costumbre de tostarse bajo el sol de nuestras doradas playas; mis vacaciones y escapadas acostumbran a regresarme a los páramos que fueron el origen de mis ancestros. Irlanda, principalmente. Pero por simpatía emocional, no puede faltar la maravillosa Escocia.

Solo allí, encontraremos esa mezcla de la más rotunda modernidad equilibrada con las tradiciones más ancestrales, de las que los británicos jamás han querido desprenderse. El esmero con el que cuidan su patrimonio histórico, artístico y arquitectónico, también nos saca varios puntos de ventaja.

Cuando estos factores se dan cita en Escocia, la cosa no puede sino mejorar todavía más. Orgullosos de su identidad, que defienden hasta el punto de rozar el límite de la legalidad nacional, los escoceses aman por encima de todo su pasado nacional, sus tiempos de independencia y los días en que los clanes eran dueños de su propio destino. Algo que se respira principalmente en sus castillos.

Las maravillosas montañas de Escocia“Hacer la ruta de castillos por Escocia es embarcarse en un cuento de hadas, rememorar tiempos ancestrales, batallas épicas y leyendas sobre inmortales guerreros que aún deben rondar en algún lugar escondido por entre las escarpadas e insondables montañas de esa mágica tierra.”

Porque existen tantos castillos en Escocia, como leyendas sobre ellos se cuentan. Oficialmente se dice que hay cerca de dos mil que se hallen en un estado aceptable, pero los restos de existentes son muchos más. Y vale la pena visitarlos.

Aunque por desgracia, solo los que albergan museos, hoteles y dependencias administrativas pueden ser visitados. Nos habremos de conformar y prescindir de aquellos que son residencias particulares de nobles de rancio abolengo y ricos herederos norteamericanos. Los cuales regresaron en los años ochenta a encontrarse con los orígenes de sus antepasados emigrantes.

Existen grupos guiados organizados que ofrecen interesantes formar de conocer los parajes más interesantes de Escocia. Y de ellos destacan los grupos orientados a los castillos y monasterios. Se respira por doquier el ambiente medieval, que se funde con el victoriano en las visitas a la hora del té y las cenas al aire libre en verano en las elegantes y cuidadas terrazas de verano de los castillos.

El castillo de Stirling, el ostentososy suntuoso palacio de Balmoral (residencia veraniega de la reina de Inglaterra) el austero Loch Leven, el imponente castillo de Cawdor o el misterioso y embrujado palacio de Glamis, son claros ejemplos de la mucha historia que se esconde detrás de los muros escoceses.

Pero si alguno destaca por su historia, grandeza e identidad representativa escocesa, es el castillo de Eilean Donan Castle. Allí, al parecer, se inspiraron Gregory Widen y Larry Ferguson para empezar a escribir su guión de la película “Los inmortales” llegando a rodar algunas de las escenas de la película en sus exteriores.

Es un castillo de clara influencia escandinava que tuvo varios altibajos a lo largo de su historia. Incursiones vikingas, invasiones inglesas y españolas y ataques en los que como era habitual, salían siempre perjudicados los pobres escoceses que solo pretendían vivir tranquilos en su tierra. La cual se disputaban por alguna razón, vecinos y extraños que no respetaban tradiciones ni cultura.

Eilean Donan acabó casi destrozado por una serie de bombardeos navales en 1719. Y así quedó hasta que el Teniente Coronel John MacRae-Gilstrap compró la isla en 1911 y decidió devolver al castillo su antiguo esplendor. Durante dos décadas, el aparejador Farquhar Macrae, le ayudó a reconstruirlo, guiándose por los planos que habían sobrevivido a la destrucción. Las obras finalmente concluyeron en julio de 1932 y Eilean Donan se constituyó en símbolo de la resistencia y triunfo del espíritu escocés.

Castillo de Dunvegan. Parada obligada en EscociaEl victoriano castillo de Dunvegan, verdadero origen del clan McLeod (al que pertenece el protagonista de Los Inmortales) en perfecto estado y dominante sobre unas aguas calmas y ancestrales, es un regalo para los sentidos. Probablemente más por su autenticidad, casi inalterada, que por su belleza arquitectónica. Pero impactante se mire por donde se mire.

Rodeado de una naturaleza salvaje y rica. El Castillo de Tantallon, que parece un recuerdo salido de una historia del Rey Arturo. Y junto al encantador y más tradicional castillo de Duart y las ruinas del archiconocido Urquhart Castle -en las orillas del lago Ness, el hogar del monstruo más famosos del mundo- forman un broche maravilloso a una ruta llena de historia. Un sinfin de gestas, belleza, misterios y magia a partes iguales.

A tener en cuenta

Recomendable: Apuntarse a alguna serie de excursiones guiadas. Si no se es experto conduciendo en el Reino Unido, o buen conocedor del idioma inglés, podemos acabar perdiéndonos por las decenas de carreteras secundarias a las que no llegó el sistema de medida romano jamás y los nombres en gaélico de los pueblos pueden prestarnos a confusión.

Imperdible: Una visita distendida y sin prisas a Eilean Donan.

Interesante: Tómate un té con dulces y pastel de zanahoria en el castillo de Inveraray, de estilo neogótico que perteneció a los duques de Argyll en el siglo XVIII.

Si tienes tiempo: Pernocta en alguno de los hoteles-castillo. El de Culzean posee una bonita casa campestre llamada Einsenhower, donde hacen las veces de hotel de Marzo a Octubre.

Un consejo: Lleva un chubasquero para la casi constante lluvia. Sobretodo en Invierno y primavera. Y disfruta al menos de un plato típico escocés. Es más caro que la comida rápida o para turistas, pero descubrirás porqué dicen que Escocia tiene mucho más en común con el buen sabor irlandés en lugar de con la sosa dieta inglesa en muchos aspectos.

🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿¿Te gustaría visitar Escocia?

 

 

 





Un artículo de Universoianlints.com registrado en Creative Commons. Se exige citar fuente para reproducir total o parcialmente. Está prohibido alterar el texto o utilizarlo comercialmente sin permiso del autor.
Licencia de Creative Commons
Castillos de Escocia by Universo Ian Lints is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.universoianlints.com/castillos-de-escocia/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.universoianlints.com