Al Cesar lo que es del Cesar

“Cesar es sinonimo de Roma. La Roma, grandiosa y omnipotente. Con una hegemonía en todo el mediterráneo que estaba a punto de convertirse en la primera superpotencia de la historia, no tardaría en ver finalizar su amada república en pos del progreso y el triunfo común.”

Cesar, un hombre por encima de otros, destacaría en la historia de Roma. Elevándola al rango de imperio. Tejiendo una telaraña de poder jamás imaginada hasta el momento y jamás igualada en la historia de occidente. Incluso su propio nombre acabó siendo sinónimo y nomenclatura oficial para una dinastía de dictadores gobernantes que duraría 131 nombres. De los cuales, solo unos pocos cómo Octavio Augusto o Marco Aurelio, emularían su grandeza cómo político, estratega militar y líder social.

Cayo Julio Caesar fue educado en muchas artes. De entre ellas, la filosofía de sus maestros griegos y la política, destacaban en su fuerte personalidad. Nacido en el seno de una de las familias más influyentes de patricios romanos (los Julios) se interesó mucho por el derecho y este interés le llevó a formar parte del “partido popular romano”. “

Allí ocupó ciertos cargos destacados que le permitieron ganarse el respeto y afecto de nobles y plebeyos. Hasta llegar a ser nombrado “Propretor” de Hispania. El cargo que le daría acceso al círculo político destacado de Roma.

Sueños de conquista y batalla, de gestas heroicas y una extraña pasión por elevar a su amada patria a la condición divina, hizo de Julio un hombre entregado a sus ideales. Un caballero andante capaz de castigar férreamente o pacificar bajo cualquier precio, situaciones, y contiendas que afectasen al buen desarrollo de la sociedad.

Fue por allá el año 48 A. C. que sus tácticas de persuasión dieron el fruto definitivo de aquello que sería su triunfo, el final de una república democrática y el inicio de un imperio fuerte y poderoso a través de los siglos.

Julio consiguió poner fin a las disputas constantes entre dos líderes políticos y militares que se disputaban el poder en la Roma de la época. Craso y Pompeyo, vieron en César a un conciliador con poca fuerza política, pero que podría serles a la par útil en lo político y que contaba con una buena representación social de cara al populacho.

Además de poseer un carácter organizado y seguro de sí mismo, era un hombre que despertaba una gran fidelidad entre los oficiales militares. Así que aceptaron gustosamente firmar un “triunvirato” con el cual se repartían ciertos poderes y ganaban fuerza conjunta para enfrentarse al poderoso “senado” romano.

“Maquiavélico, jugó con el senado y a la vez con el triunvirato para hacerse nombrar “cónsul”. Con ese poder , proporcionó libertades, propiedades y posesiones a soldados veteranos, centuriones y hasta “Libertos”. Granjeándose el cariño del pueblo y el respeto de gobernadores y senado. Aunque por supuesto era un plan bien orquestado en su ascenso al poder y su idea romántica de Roma.”

A la muerte de Craso, el eterno rival Pompeyo se veía respaldado por César en su ascenso al poder. Al mismo tiempo que comenzaban los resquemores entre ambos. Pompeyo ni imaginaba que su compañero podría arrebatarle el poder de un solo golpe. César estaba ya en las Galias. Britania caía bajo su poder y Germania era solo cuestión de tiempo.

Si bien los territorios de Oriente de Pompeyo, eran más fructíferos en recurso, también es cierto que eran mucho más conflictivos, dado que los imperios orientales estaban más organizados y eran mucho más fuertes que los posibles grupos –continuamente enfrentados entre ellos- que habitaban la Europa del norte y la Galia. César se hacía con poder rápidamente y acababa por dominar un territorio tan destacado como el del propio Pompeyo.

Impertérrito, no dudó un instante en dirigir sus tropas a Roma y conquistarla con gran agrado por parte del pueblo, que veían en él al salvador de la gran crisis económica y política iniciada por las continuas disputas de Craso y Pompeyo.

Durante tres años la guerra civil en Roma fue una constante. Pero una vez conquistada y con Pompeyo refugiado en Egipto, Julio César era ya invencible. Volvió a granjearse amistades y el cariño de Roma con nuevos regalos y privilegios.

Se autodenominó “Gran Dictador de Roma”, cómo forma de poner bajo su mano todo el poder político y militar de la república.

De manera similar a como Hitler consiguiese su poder, César conspiró a cara descubierta y sin esconderse con tal de imponer un “orden plausible” que pudiera aportar grandeza y estabilidad a Roma.

“A punto de ser nombrado emperador, la historia es de sobras conocida. Casio y Bruto (su hijo adoptivo) urdieron su asesinato. Y aunque César era ya emperador en funciones de un imperio único en la historia, no llegaría a coronarse ni a presentarse como tal. Asesinado a sangre fría a las puertas del “senado” el verdadero título lo perpetuaría otro.”

Luchas encarnizadas por la corona de laureles se habían desatado. El regreso a la república era una esperanza casi perdida para los que deseaban una democracia real romana. Las guerras internas y enfrentamientos por el poder fueron sofocadas habilmente y con inesperada destreza por un joven que cambiaría el rumbo de la historia. Sobrino del propio Cesar, Octavio Augusto poseía su mismo carisma, coraje y visión política.

Subestimado por su juventud, Octavio se hizo fuerte y respetado entre los generales romanos. Y ató muchos lazos con miembros importantes de la política y la aristocracia romana. Lo que le granjeó apoyos que redundaron, esta vez sí, en su coronación como primer emperador “reconocido” de Roma.

Triste y trágico al mismo tiempo. De esta manera se sentaron las bases de un occidente que a día de hoy no ha cambiado tanto en realidad ¡Vita Comedia! Que decía el gran Aurelio.

 

 

 



Un artículo de Universoianlints.com registrado en Creative Commons. Se exige citar fuente para reproducir total o parcialmente. Está prohibido alterar el texto o utilizarlo comercialmente sin permiso del autor.
Licencia de Creative Commons
Al Cesar lo que es del Cesar by Universo Ian Lints is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.universoianlints.com/cesar/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https:/www.universoianlints.com