Essential Original Albums. B.B. King

Como no tengo el más mínimo interés en seguir los dictámenes comerciales, y al igual que con los libros sólo me gusta opinar de lo que ya he leído o he escuchado, me he ido a esta edición especial del 2016 de un recopilatorio de 3 discos que me han parecido sublimemente remasterizados por los Master Studios de Italia.

Gibson, la guitarra imprescindible del verdadero blues“Seguro que me falta mucha información y que debe haber muchas ediciones que no he escuchado- Pero me ha parecido que este Essential Original Albums del gran y venerado B.B. King es la compilación más completa de la mejor música del viejo maestro del blues.”

Al gran B.B. King se le considera uno de los músicos de blues más influyentes de todos los tiempos. Al igual que Elvis, era reconocido por ser el “Rey del rock” que influyó en generaciones de músicos y artistas, es indiscutible que B.B King  es considerado entre los amantes del género musical como el auténtico “Rey del Blues”

Junto a Albert King y Freddie King, es considerado uno de los tres “Reyes del blues”

Hasta la llegada de King, el blues había sido un sonido profundo y seco que recordaba la dureza de las calles y los problemas raciales históricos en los Estados Unidos. Pero B.B. King introdujo un sofisticado estilo de solos basados en fluidas cuerdas dobladas y brillantes vibratos. Con sonidos épicos que desde entonces, han influido en prácticamente todos los guitarristas de blues eléctrico que le han sucedido.

Es una anécdota de sobras conocida la pasión que el maestro sentía por su guitarra de toda la vida. Y como la apodaba cariñosamente con el nombre de Lucille.  La cual es un guitarra Gibson ES-335 que da nombre a una línea de guitarras creada por la propia compañía en los años ochenta.

El buen maestro no tuvo una infancia feliz. Nació en una cabaña. Sus padres se divorciaron. Cambiaba de ciudad a cada momento y sus trabajos eran precarios. Además de vivir en una época en la que la segregación racial era preponderante. Pero todo eso forjó un carácter especial.

Se apasionó por el blues, el jazz y el soul. Y la mezcla de todos esos sonidos lo llevaron a encontrar un modo único de tocar y sentir la guitarra. 

Por mi parte, he disfrutado cada nota de los seis álbums que conforman estas tres piezas del Essential Original Albums. Porque adoro el blues.  Y porque para mí, el viejo King fue un artista que marcó mis interminables momentos de silencio adolescente en la soledad de una habitación en los años 80. Una época en la que la única compañía en aquellos días era la música. Donde aún éramos libres y no vivíamos bajo la dictadura exigente, inflexible y devoradora de almas que hoy son las fanáticas las redes sociales.

Si te animas a pasar por un rato de esta demencia virtual en la que estamos semi esclavizados, por aquí arriba tienes unos cuantos enlaces (que ironía) desde los que puedes comprarte, como yo hice hace unas semanas, esta joya impagable y otras por el estilo. Si quieres, claro. Que tampoco se acaba el mundo por ello. O quizá sí, vete tú a saber. A estas alturas ya todo es posible.

 

 

 


L