¿Truco o trato? Más allá de la fiesta de Halloween 🎃

“Es la fiesta de los brujos y demonios por excelencia. Y en decenas de películas de Hollywood hemos visto la pasión que despierta entre los amantes de lo misterioso y la magia. Pero hay mucho más que una parafernalia comercial y un resurgimiento del esoterismo de salón detrás de Halloween. Hay historia y cultura.”

¿Truco o trato? De esta manera vemos en Halloween a los niños disfrazados de los más inverosímiles espantos. Y así amenazar al dueño de la casa de que -como los espíritus del bosque en tiempos ancestrales- planearán cualquier trastada si no se calma su hambre ultraterrenal con alguna clase de ofrenda. En este caso caramelos, claro.

Imagino a alguno de mis bisabuelos en la vieja Carlow poniendo luminarias y dejando platos con comida en ofrenda a los espíritus del Samhain. Y alucinar con ojos como platos al comprobar, al día siguiente, como las viandas habían sido devoradas. Llámale espíritu del más allà, o llámale un tejón hambriento en madrugada.

“Pero lo que sí es cierto es que este Samhain tuvo un origen de connotaciones muy profundas. Algo que luego se convirtió en una celebración popular comercial, como todo lo que cae en manos de la fábrica de dinero que es la industria norteamericana. Y ese origen nos remonta a tiempos ancestrales en los que las tribus celtas de toda Europa rendían culto a la mayor de las madres. La madre naturaleza.”

Junto con la celebración de Beltane, el Samhain era la otra fiesta dedicada a uno de los solticios. Época de cambios donde la cotidianidad de la civilización celta se alteraba por completo comenzando un nuevo ciclo. Todo un alarde de verdadero trascendentalismo original.

En el caso de Beltane, el comienzo de la temporada de verano. La época en que el ganado se sacaba de sus reducidas cuadras y se liberaba en las montañas para que pastaran a sus anchas y pudieran criar libremente. De hecho en irlandés se denomina al mes de Mayo el Mi na Bealtaine (Mes de Beltane)

Y en el de Samahin, lo que se celebraba era el equinoccio de otoño y el solsticio hivernal. La época en la que ya no había lugar para la trashumancia, los pastos, ni el trabajo en la tierra.

Se recolectaba lo trabajado y se guardaba para el que sería el duro invierno del norte. Sin electricidad, ni cambio climático y con pocas horas de luz diurna. Las cuales no daban mucha más opción que la de dedicar el tiempo a contar historias y estrechar lazos familiares y de amistad entre tribus conviviendo, a la fuerza, en comunidad.

Los celtas interpretaban el más allá como un lugar donde el dolor y la miseria no existían. Por lo que resultaba lógico que con toda la bonanza recolectada del verano, se celebrase la bendición de que ese dolor no llegaría a la casa en el invierno. La relación con los espíritus era algo más que práctico.

“Por esa razón, los famosos Druidas -Médiums chamánicos que conectaban el mundo de los muertos con el de los vivos. Médicos. Consejeros. Farmacéuticos y proto-psicólogos- Recíbian la tarea de invocar a los espíritus en una noche en que el verano, el otoño y el invierno se entremezclaban en una suerte de conjuro.”

Y con un ambiente festivo para demostrar la bonanza de la que se disponía, hacer ver a los seres del más allá que todo estaba en orden y solicitar su bendición y su protección.

Los espíritus así, se paseaban esa noche por el mundo de los vivos como Pedro por su casa y comprobaban que esa bonanza era real. Y que así el ciclo de vida y muerte seguía su curso.

Si en alguna casa no se había ocupado de cultivar la tierra, cazar, criar al ganado, recolectar y educar a los niños, el espíritu veía amenazada la bonanza del más allá.

Y como protesta hacía una buena trastada a los responsables. ¿Truco o trato?

Hasta la llegada de los romanos, la cultura celta dominaba una gran parte de Europa. Por lo que la tradición del Samhain era celebrada como una especie de año nuevo celta en prácticamente todo el continente europeo. Desde Escocia, Irlanda y Gales, hasta Francia y España.

“Es conmovedor ver como hoy en día, como rebeldía ante la imposición comercial americana, hay quienes defienden la famosa castañada como la auténtica tradición española que debe celebrarse.
Pero la castañada no es más que un paso intermedio entre ese Samhain celta -aún presente en la herencia de los Samonios gallegos, asturianos, cántabros y de la catalunya nord- y el Halloween moderno.”

All Hallow’s Eve, de donde proviene el término moderno americano, no es otra cosa que la expresión inglesa para la Noche de todos los Santos. O sea, que quitando un poco de allí, poniendo un poco de allá, resulta que es prácticamente lo mismo.

En algunos sitios aprovechando las castañas de época, y en otros retomando las ofrendas a los espíritus. Pero ambas, una adaptación cristiana de una tradición mucho más antigua. Rebosante de magia, misterio e historia. Nuestra propia historia. Y para desenmarañarla, tenemos la antropología, la arqueología y el periodismo historico y científico, que no deja de ser Periodismo Alternativo con todas sus letras.

 

 

 


L
L

Un artículo de Universoianlints.com registrado en Creative Commons. Se exige citar fuente para reproducir total o parcialmente. Está prohibido alterar el texto o utilizarlo comercialmente sin permiso del autor.
Licencia de Creative Commons
¿Truco o trato? Más allá de la fiesta de Halloween by Universo Ian Lints is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://www.universoianlints.com/halloween/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https:/www.universoianlints.com