La Rueda del olvido. Cari Ariño

“Pues no soy mucho de novelas. Aunque yo mismo escriba algunas. Cuando he de elegir entre un libro de contenido no ficticio y uno de ficción siempre me acabo decidiendo por el de no ficción. Pero a veces el universo juega a la contra y te obliga a descubrir nuevas vías de lectura que te hacen ver otras perspectivas. Tanto si quieres como si no.”

Esto me pasó con La Rueda del olvido, de la escritora Cari Ariño. Como me pasa a menudo, la conocí por casualidad en uno de mis conciertos. Me meto en berenjenales artísticos sin encomendarme a nadie y acabo actuando en lugares inverosímiles donde acabo conociendo gente de lo más variopinta. Desde catedráticos de ciencias físicas, hasta presentadores de televisión que han parado por allí para pasar un rato de recreo con sus colegas.

También otros músicos, actores, políticos, deportistas y hasta gerentes de empresas. Pero también gente que ha cruzado el mundo entero de punta a punta y aparece aquí, en un restaurante, hotel o bar, pasando el rato después de repartir con su furgoneta destartalada durante 18 horas seguidas y que podrían explicarte como cazaron un cocodrilo con sus propias manos en Vietnam. O cómo viajaron de Eslovaquia a Indonesia y acabaron teniendo una aventura sentimental con una princesa que poseía seis vacas y un pozo de agua.

Y en una de estas que mi mentor y gran amigo Francesc Miralles vino a uno de mis shows, conocí a esta gran escritora. Licenciada en literatura comparada por la universidad de Barcelona. Y con una personalidad cautivadora y una capacidad creativa extraordinaria. Me regaló uno de sus libros creo que sin saber muy bien que también me dedico a esto y que un día pasaría por la tribuna de mis reseñas de Periodismo Alternativo y mi visión trascendentalista del mundo.

Cari Ariño. Escritora “He tardado un poco, lo confieso. Tenía libros de no ficción que me llamaban como un caramelo a un niño en la puerta de una tienda de golosinas. Pero al final he caído y he devorado esta novela. Y he de decir que Cari me ha ganado totalmente con esta Rueda del olvido. Apasionante.”

Si lees alguno de mis Cuentos del despertar, verás que me encanta tomar conceptos realistas y viajar a momentos reales de la historia para, a partir de allí, crear un relato ficticio que aparente haber ocurrido en la realidad. Mezclando personajes inventados con lugares, hechos y momentos históricos que realmente acontecieron en algún punto del tiempo y el espacio. Y en este juego, Cari Ariño me gana la partida.

La rueda del olvido te lleva en ese tipo de viaje a una historia de tal calibre que cuando terminas de leerla no puedes por menos que preguntarte si la autora nos ha intentado colar una historia real como una ficticia para que tenga más juguito. Pero no. La partida de ajedrez literaria es tan buena que la mezcla es como el plato de un chef de alta escuela. No distingues donde está la realidad y donde la ficción. Y cuando degustas el plato solo puedes sentir cada sabor en su justa medida. Llenando el paladar de aromas y sensaciones jamás experimentadas antes.

La rueda del olvidoLa rueda del olvido. Libro de Cari Ariño es a la sazón una historia de amor. Pero no un amor peliculero y ñoña como los que venden en Hollywood. Sino un amor que se va forjando en el día a día mientras Alicia, la protagonista del relato intenta desglosar la historia de un origen familiar. Cuyos secretos revelan un pasado personal paralelo al de una Europa en guerra.

Un relato donde el amor, la familia y los sueños se truncaron por la habitual codicia de los hombres. Pero la luz de los sentimientos quedó guardada siempre en el fondo del corazón.

La búsqueda de la identidad. El resurgir desde un corazón herido. Secretos inconfesables. Reencuentros entre la neblina del tiempo que deambulan por espacios guardados en un cajón. Historias de guerra y recuerdos que aunque quieran quedar en el olvido, siempre acaban aflorando de alguna u otra forma. Porque la verdad siempre resuge como una semilla entre las rocas.

Partiendo de una ruptura sentimental, la protagonista no sólo retoma decisiones que había postergado. Sino que crece como ser humano. Descubre una historia formidable que clama por salir desde un pasado olvidado. Pero también se descubre a sí misma como persona en un viaje interior que bien podría ser un despertar del trascendentalismo. Cuando su modo de ver y enfrentar el mundo evolucionan ante cada nueva revelación histórica y personal.

Así que confieso que este La Rueda del olvido me ha gustado mucho. La próxima vez que tenga en mis manos un libro de crecimiento personal y uno de Cari Ariño, sopesar la decisión no va a ser fácil. Aunque seguramente me quede con los dos. Que le vamos a hacer. Soy un adicto a las letras de tinta en negro sobre papel color blanco roto.

 

 

 


L